Beneficios de la Fisioterapia Dermatofuncional

La fisioterapia dermatofuncional es el área responsable de mantener la integridad del sistema integumentario general, asociado con cambios superficiales en la piel. Básicamente, actúa sobre disfunciones que afectan directa o indirectamente a la piel, con el objetivo fundamental de actuar directamente sobre la capacidad funcional del individuo.

El objetivo del área es proporcionar bienestar y calidad de vida. Centrado en las intervenciones de tratamiento facial y corporal, el tratamiento realizado desde la práctica es de aplicación externa e incluye acciones como la terapia de masaje y la endermología. Los resultados van más allá de la estética y también recorren los campos de la autoestima y el equilibrio emocional.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta que esta especialidad no tiene fines estéticos, sino la prevención, promoción y recuperación del sistema tegumentario, lo que resulta en una recuperación funcional.

La fisioterapia dermatofuncional en su campo, directamente vinculada al estudio de las interacciones que afectan la piel, se esfuerza por mejorar el uso de todas las funciones del ser humano como individuo en una sociedad.