Rehabilitación Física en el Adulto Mayor

Es de vital importancia el aporte que la terapia física puede tener en combatir o retardar, los procesos involutivos de la edad o inactividad que dan como resultado alteraciones de los órganos, aparatos y sistemas, así como alteraciones del equilibrio y la coordinación.

La fisioterapia en el adulto mayor tiene la meta de proporcionar al adulto mayor un programa preventivo, correctivo o de mantenimiento donde el objetivo primordial sea la independencia funcional de las personas,aliviar el dolor, aumentar la fuerza y coordinación muscular, mantener y mejorar la amplitud articular, así como también a evaluar y mejorar la marcha y la estabilidad.

Lo más importante es enseñar al paciente cómo mantener su independencia, prevenir las discapacidades y prepararle para aplicar las técnicas adecuadas, con vista a conseguir una buena respuesta y cooperación para cumplir los objetivos del programa terapéutico.

El envejecimiento y su repercusión sobre el sistema locomotor puede ocasionar dificultades durante las actividades de la vida diaria, los consejos sencillos y la utilización de ayudas técnicas (bastón, muletas, andador) pueden secundar a la persona de edad en su deseo de conservación o recuperación de autonomía. Estas ayudas técnicas pueden solucionar numerosos problemas debidos al déficit de movilidad articular, la falta de fuerza y la coordinación y a las alteraciones visuales.